Investigadores chinos descubren un mejor tratamiento para el rechazo de trasplante de hígado

El sistema inmunitario generalmente nos protege de sustancias que pueden ser nocivas tales como microorganismos, toxinas y, algunas veces, células cancerígenas.

Estas sustancias dañinas tienen proteínas llamadas antígenos recubriendo su superficie. Tan pronto como estos antígenos ingresan al cuerpo, el sistema inmunitario reconoce que no son del cuerpo de esa persona y que son "extraños" y los ataca.

Cuando una persona recibe un órgano de alguien más durante una cirugía de trasplante, el sistema inmunitario de la persona puede reconocer que es extraño. Esto se debe a que el sistema inmunitario de la persona detecta que los antígenos en las células del órgano son diferentes o no son "compatibles". Los órganos que no son compatibles o que no tienen una compatibilidad lo suficientemente cercana pueden desencadenar una reacción a una transfusión de sangre o un rechazo al trasplante.

Científicos chinos podrían haber encontrado una potencial solución más efectiva al rechazo del trasplante de hígado, situación que pone en riesgo la vida del paciente cuando sucede.

Liang Gaolin, jefe de un equipo de investigación de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, ha desarrollado un nuevo tratamiento para combatir el rechazo en este tipo de trasplante, y para ello ha contado con la colaboración de otros dos equipos liderados por Wang Xuehao y Wang Fuqiang, ambos de la Universidad Médica de Nanjing, una universidad la provincia de Jiangsu, China.

tras 0
Los hallazgos, que han sido publicados en la última edición de Materiales Avanzados, una revista científica con sede en Alemania, han demostrado su eficacia en ratas, pero aún no se han probado en ensayos clínicos.

El rechazo es el mayor problema de los trasplantes de órganos. Los medicamentos inmunosupresores, como el tacrolimus, son administrados directamente a los pacientes tras la operación para inhibir las células T. Sin embargo, la administración oral directa de tacrolimus puede derivar en graves efectos secundarios.

Experimentos celulares en ratas han demostrado que el tacrolimus encapsulado en dos hidrogeles aplicado a la superficie de la cicatriz del trasplante tiene un mejor efecto de inhibición sobre las células T activadas que el tacrolimus administrado directamente.

Experimentos relacionados con el trasplante de hígado indican que, con la misma dosis de tacrolimus, las ratas de laboratorio que emplearon el gel demostraron un periodo medio de supervivencia significativamente extenso de 22 días, mientras que las ratas en las que se empleó el medicación convencional de tacrolimus solo vivieron una media de 13 días.

Algunos trasplantes de órganos y tejidos son más exitosos que otros. Si se presenta el rechazo, los medicamentos que inhiben el sistema inmunitario pueden detenerlo. La mayoría de las personas necesita tomar estos medicamentos por el resto de su vida.

Aunque se utilicen medicamentos para inhibir el sistema inmunitario, los trasplantes de órganos aún pueden fallar debido al rechazo.

tras 1

Los episodios únicos de rechazo agudo en pocas ocasiones provocan insuficiencia de órganos.

El rechazo crónico es la causa principal de fracaso del trasplante de órganos. El órgano lentamente pierde su función y los síntomas comienzan a aparecer. Este tipo de rechazo no puede tratarse de manera efectiva con medicamentos. Algunas personas pueden necesitar otro trasplante.

Los investigadores esperan llevar este método fácil e "inteligente" de aplicación inmunosensible del tracrolimus a la fase de ensayo clínico en un futuro cercano.

 

Referencia

http://usa.chinadaily.com.cn/a/201810/15/WS5bc45611a310eff303282727.html

Abbas AK, Lichtman AH, Pillai S. Transplantation immunology. In: Abbas AK, Lichtman AH, Pillai S, eds. Cellular and Molecular Immunology. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 17.

Artículo de Divulgación revisado y adaptado por el Dr. Jorge Luis Poo. Hepatólogo Clínico, miembro del Comité Editorial de tu portal AMHIGO y fundador del Grupo Mexicano para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas.